El lema de este curso gira en torno a la alegría.

A lo largo de los últimos años hemos tomado referencia en los valores del carácter propio para nuestro lema anual. Este año, sin embargo, nos planteamos algo diferente.

Si miramos el origen y el significado de la palabra descubrimos que la palabra alegría deriva del latín alacer-alacris, que significa “vivo y animado”. Es un sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores. Palabras, gestos o actos con que se expresa el júbilo. La alegría es uno de los tantos sentimientos que experimenta el ser humano en la vida.

Es un estado interior fresco y luminoso, generador de bienestar general, altos niveles de energía, y una poderosa disposición. La alegría es un sentimiento o valor, la acción constructiva, que puede ser percibida en toda persona, siendo así que quien la experimenta, la revela en su apariencia, lenguaje, decisiones y actos. La tristeza y el miedo son sentimientos o emociones contrarias. Sin embargo, vamos a ir navegando por mares de tristeza y lagunas de miedo guiándonos con el timón de la alegría, tristeza y miedo nos acompañarán siempre y serán referentes para vivir con alegría.

La alegría como la paz y la serenidad nacen en nuestro interior y no hay sustancia que la administre externamente de forma duradera.

Por qué elegimos la alegría:

La alegría se puede entender como síntesis de cómo vivir los valores del carácter

Dentro de nuestras obras educativas tenemos un estilo lasaliano, en ese estilo nos brotan palabras que recogen distintas realidades: cercanía, fraternidad, proximidad al más necesitado… y en ese estilo como elemento singular está la alegría.

Una alegría que se manifiesta, por eso: ¡qué importancia tienen las fiestas en nuestros colegios! Tiempos para el encuentro, la convivencia y la alegría. Muchos de los antiguos alumnos recuerdan las fiestas de La Salle como un hito significativo e importante en sus vidas, un tiempo especial de alegría, un momento culmen de lo que se vivía durante todo el año.

Tu alegría es la mía… Buscar y hacer posible la alegría en la otra persona es el camino para alcanzar nuestra alegría…

El color de la alegría

El amarillo simboliza la luz del Representa la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía.

El amarillo sugiere el efecto de entrar en calor, provoca alegría, estimula la actividad mental y genera energía

En el logo de La Salle, la estrella es amarilla y es una invitación y un reto a vivir la vida con gozo y alegría…

(Amplía información)